COMO SELECCIONAR UN CREDITO HIPOTECARIO

La adquisición de una casa-habitación a través de un crédito hipotecario es una decisión en la que, por su relevancia, debemos considerar nuestra capacidad de pago a mediano y largo plazo, por ser créditos que van desde 5 hasta 30 años.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF), te ofrece información y te orienta para que tu elección no se convierta en una pesada carga y sí en cambio signifique una buena opción en la construcción de tu patrimonio.

Existen en el mercado diversas alternativas de financiamiento, cada una con distintos productos y esquemas para elegir un crédito hipotecario: Infonavit, Fovissste, Bancos, Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Sofomes), Sociedades Financieras Populares (Sofipos) y Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo (SCAP´s).

Cuando se revisan las opciones que existen en el mercado de los créditos hipotecarios hay que considerar:

  • Tiempo de respuesta para la autorización del crédito.
  • El Costo Anual Total (CAT). Es importante escoger la mejor tasa de interés del mercado, pero ésta no garantiza el mejor financiamiento, ya que sólo es un componente de éste. Toma en cuenta el monto de la comisión por apertura y si existen comisiones por pagos anticipados.
  • Compara las condiciones que ofrecen las diferentes instituciones financieras. Revisa variables como enganche, gastos notariales, seguros, pago mensual y total, así como duración del crédito.
  • Considera el monto al que asciende la mensualidad exacta. Si se contrata un crédito a tasa fija, vigile que las mensualidades sean realmente iguales.
  • Ten presente que al contratar un crédito hipotecario, deberás pagar una cantidad por concepto de seguros. Generalmente este tipo de créditos incluyen seguro de vida, daños y desempleo. Infórmate sobre sus condiciones, por si es necesario utilizarlos.
  • Verifica los diferentes planes de financiamiento que existen. El programa Apoyo Infonavit es una excelente alternativa de financiamiento.
  • Al contratar un crédito deberás cubrir una serie de gastos iniciales como: el enganche, generalmente es del 5% al 20% del valor del inmueble; el avalúo, una estimación del valor comercial de la propiedad; los gastos de investigación, los cuales realizan los bancos respecto a tus datos generales y antecedentes crediticios; gastos notariales, incluyen la escrituración, honorarios del notario público, impuestos, gestoría de certificados y gastos en el registro público de la propiedad.
  • Ten en cuenta que puedes encontrar financiamiento en tres tipos: 1) en pesos; 2) en Veces Salario Mínimo (VSM); 3) en Unidades de Inversión (UDIs). Este factor es muy importante ya que cada modalidad afecta de manera distinta el comportamiento de tu crédito, lo recomendable es que elijas financiamiento en Pesos, ya que de esta forma siempre sabrás con exactitud cuánto debes y te olvidas de conversiones y cálculos.
  • Pide la Oferta Vinculante, este documento contiene cuánto te costará en pesos y centavos tu crédito, la institución financiera deberá entregártela sin costo y se obliga a mantener los términos y condiciones en los cuales te otorgará el crédito durante un periodo de 20 días naturales.
  • Planea tu presupuesto y verifica cuál es tu capacidad de pago.
  • Antes de la firma del crédito asegúrate que todos los documentos cumplan con las condiciones que se te ofrecieron.

Después de contratar un crédito

  • Lee tu contrato y verifica que cumpla con los compromisos establecidos durante la vigencia del crédito.
  • Paga oportunamente. Mantente al pendiente de los días de pago, con esto evitarás los intereses moratorios.
  • Consulta los estados de cuenta, éstos llegan cada mes y contienen todos los movimientos efectuados en el mes correspondiente. En caso de que no estés de acuerdo con el contenido del mismo, debes efectuar tu reclamación sin rebasar el límite de tiempo que te indica la institución financiera.
  • Si es posible realiza pagos adelantados, esto te dará muchos beneficios en la reducción del número de pagos y los intereses.
  • Aprovecha recompensas. Algunas instituciones te brindan beneficios al adelantar pagos, tales como descuentos en mensualidades y condonaciones de pago.
  • Recuerda que las hipotecas son deducibles de impuestos, revísalo con tu contador y preséntalo en tu declaración anual.

¿Quién te cobra menos intereses?

Para comparar las condiciones y costos que te ofrecen las diferentes alternativas de financiamiento, te recomendamos que visites el Simulador de Crédito Hipotecario de CONDUSEF, donde podrás comparar entre 50 instituciones que ofrecen este producto, lo puedes consultar en www.condusef.gob.mx.

Deja un comentario